Calendarios para promocionar tu marca durante todo el año

 

La pandemia mundial del Covid-19 con todas sus variantes nos está haciendo adoptar nuevas medidas en nuestra vida personal y laboral, así como también está modificando la forma en la que consumimos. Es innegable que muchas empresas están haciendo frente a enormes dificultades para mantener sus ventas sin importar si se desenvuelven en un ambiente de negocios empresarial, ventas al por menor o ventas online.

Para cualquier negocio es necesario dominar dos aspectos fundamentales a fin de que puedan mantener su actividad y sus ventas sobre todo en momentos de crisis: visibilidad del negocio y fidelización del cliente. Los calendarios siguen siendo la mejor opción para conseguir promocionar una marca durante todo el año, obtener visibilidad con los clientes cada día y una manera de fidelizar a los clientes sin tener que realizar una gran inversión además a un coste realmente ínfimo por día.

 

Calendarios y el teletrabajo

Uno de los aspectos que más repercusión han tenido con la pandemia Covid-19 en nuestro territorio ha sido la implementación del teletrabajo. Es sin duda un cambio en la forma de trabajar de muchas empresas que con seguridad va a perpetuarse un tiempo más. Por ello los calendarios y planificadores mensuales son una gran herramienta para la promoción de tu marca y de gran utilidad para tus clientes.

La Publicidad con Objetos Promocionales (POP) es una de las estrategias de captación y fidelización más antiguas en el mundo publicitario que no ha perdido su efectividad con la llegada de la publicidad digital. El regalo promocional es aún mucho más efectivo cuando es de gran utilidad para el día a día del cliente, por ejemplo, la organización del teletrabajo ayudando a la organización del día a día a día mientras que tu marca obtiene visibilidad a diario.

Las campañas de fidelización, sobre todo en tiempos de crisis, han de estar muy enfocadas en otorgar beneficios de valor a los clientes.

Promoción durante los 365 días del año

Los comercios de venta al detal han sido quizás los mayores perjudicados por la pandemia del Covid-19. La imposición del confinamiento total durante los primeros meses de la pandemia impulsó el comercio electrónico y según indican las tendencias y estudios realizados, casi el 60% de las ventas se seguirán realizando online tras la pandemia. Para que los comercios de venta al público puedan recuperar su volumen de ventas deben realizar acciones de fidelización de clientes.

El miedo de los consumidores para acudir de nuevo a las tiendas físicas también resta visibilidad al pequeño comercio, por lo que es totalmente imprescindible aplicar acciones que le den visibilidad durante todo el año. Los calendarios siguen siendo el mejor artículo promocional que da presencia día a día de la marca y la coloca siempre en primera posición en la memoria del cliente. Esto también es aplicable a los comercios con venta online, rompiendo la gran realidad de la publicidad en redes sociales: una campaña online estará sólo diez segundos a la vista del cliente, que acto seguido pasará a ser bombardeado por cientos de campañas publicitarias distintas. Un calendario promocional que esté presente los 365 días del año marcará una gran preferencia en la memoria del consumidor a la hora de decidir entre las distintas opciones que pueda encontrar online con un par de clics.

Los calendarios son un obsequio navideño indiscutible para las empresas y comercios… ¿a quién no le gusta recibir un calendario 2022 de parte de su empresa de confianza o comercio de proximidad? Es una pequeña inversión que implicará la fidelización de tus clientes lo que se traduce en beneficios durante el resto del año. Ahora es el momento de empezar a diseñar tus calendarios 2022 y si lo prefieres puedes contratar nuestro servicio de diseño gráfico personalizado. Además, puedes obtener un descuento del 10% si encargas tu pedido de impresión de calendarios antes del 31 de agosto de 2021.

Está claro que nos toca convivir con la pandemia de coronavirus y nos tenemos que adaptar a las consecuencias que conlleva: la preferencia del comercio electrónico a las compras presenciales, la reducción del consumo, la necesidad de conseguir la máxima rentabilidad en los comercios, el cambio de nuestros hábitos de consumo… Por todo ello los calendarios son y serán una gran solución que proporciona una visibilidad de marca superior a cualquier campaña online, a un coste diario muchísimo más económico.